martes, 16 de enero de 2018

Cárcel para Juana Rivas


Magdalena Trillo, mtrillo@grupojoly.com, 16.01.2018
Más grave que la tentación natural de pensar que llevamos la razón es que nos lo hagan creer en nuestro entorno.
La realidad paralela en que se ha instalado Puigdemont no es ninguna excentricidad del independentismo catalán; es una enfermedad compartida y contagiosa. Podemos hablar de la endogamia de las castas, de la intransigencia del sectarismo, de la supremacía del nacionalismo y, por supuesto, de la ceguera en que vivimos todos dentro de nuestras particulares burbujas de confort. Son múltiples variantes de un mismo virus -la convicción de sentirnos más y mejores- y el resultado es siempre el mismo: la distorsión.
La imagen de este verano de Juana Rivas alzando los brazos a la salida de los juzgados se convirtió en un símbolo. Había hecho justicia por su cuenta y había ganado. Su causa era noble -proteger a sus 2 hijos pequeños de un "padre maltratador"- y la de las plataformas que se movilizaron en su apoyo también: poner el foco en la situación de vulnerabilidad de los menores y abrir el debate sobre el régimen de custodia compartida en los casos de violencia de género.
La madre de Maracena se escondió con sus hijos, se negó a cumplir las resoluciones judiciales y hasta mantuvo en vilo a la Guardia Civil. Aquel 21 de agosto quedó en libertad provisional; igual que su victoria. Ahora tiene que enfrentarse al juicio oral y a durísima petición de cárcel que acaba de formalizar la Fiscalía: 5 años de prisión por un delito de sustracción de menores y 6 de inhabilitación para ejercer la patria potestad.
Los pulsos a la Justicia se pagan. Sus ritmos son otros, pero cuando llega es implacable. Y no es necesario tirar de hemeroteca para recordar a Pedro Pacheco; mucho más cercano tenemos el caso de Junqueras y los Jordis en prisión -ni siquiera han logrado salir de la cárcel para tomar posesión mañana de sus actas como diputados-, al virtual president catalán haciendo de forajido en Bruselas -cuando se produzca la detención nada tendrá de telemática- y, desde ayer mismo con la esperada sentencia por el saqueo del Palau, a Fèlix Millet contando barrotes y a un decadente Artur Mas absorbido por la endiablada dinámica del procés.
Más grave que la tentación natural de pensar que llevamos la razón es que nos la den. No entro en el creciente poder judicial -Joan Margarit nos advertía esta semana en una entrevista que en España "están empezando a mandar los jueces, más peligrosos que los dictadores"- ni en las circunstancias concretas de cada causa. Me detengo en el trasfondo tóxico que las alimenta. Escurridizo e invisible pero con consecuencias tan reales como la prisión.

Preocupante aumento de divorcios en Honduras


la tribuna.hn/,15 ENE 2018
En el 2017 el nº de divorcios en Honduras se incrementó con relación al 2016, lo cual es muy preocupante para las autoridades del Poder Judicial, ya que casi siempre significa la desintegración familiar.
Se conoció que algunas parejas se separaron por diferencias políticas, otras hasta por no ponerse de acuerdo a la hora de ver televisión.
La Unidad de Estadísticas del Poder Judicial, señala que hasta octubre del 2017, fueron promovidos 2,845 divorcios por lo contencioso, mientras que por mutuo acuerdo fueron 2,284, para un total de 5,129 casos.
El divorcio contencioso es aquel que se lleva a cabo sin acuerdo de los cónyuges para la disolución del matrimonio, en todos o alguno de sus aspectos, ya que el desacuerdo puede provenir bien por la propia desavenencia con el hecho de divorciarse o bien por un desacuerdo en la liquidación de los bienes.
Asimismo, el informe detalla que de las 5,129 solicitudes de separación matrimonial civil, los tribunales concedieron 2,475 divorcios por medio del área de lo contencioso y 2,129 por mutuo consentimiento de las parejas, para un total de 4,604 divorcios concretados legalmente.
La mayoría de las separaciones matrimoniales en Honduras son mediante el divorcio contencioso.
MENOS EN 2016
De los 5,129 casos de divorcio solicitados, 525 quedan pendientes de resolver, donde algunas de esas parejas han logrado reconciliarse, mientras que otras todavía no logran ponerse de acuerdo por medio de lo contencioso, o la juez o el juez no ha logrado emitir un veredicto.
Según la Unidad de Estadísticas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en el 2016 se realizaron 4,597 separaciones, 2,203 por lo contencioso y 2,394 por mutuo acuerdo.
Sin embargo, de enero a octubre del año pasado la cifra es mayor que la registrada durante todo el 2016 y eso significa que lamentablemente los divorcios en Honduras van en aumento.
Según estadísticas del Poder Judicial, en los últimos 7 años se ha registrado un promedio de 37 mil divorcios, entre ellos de acuerdo mutuo y mediante lo contencioso administrativo.
El juez da el veredicto de divorcio cuando las partes en conflicto han agotado toda posibilidad de reconciliación.
PRINCIPALES CAUSAS
Entre las principales causas de divorcio sobresale el maltrato físico o psicológico, la situación económica de las parejas, especialmente la del hombre; los celos, la infidelidad de alguna de las partes y en los últimos meses, las diferencias políticas se han visto reflejadas en las separaciones, explicó un abogado que pidió el anonimato.
Agregó que él conoce algunos casos en que las parejas se separan por un problema que inició porque no se ponían de acuerdo para ver televisión, ya que al hombre le gusta el fútbol y a la mujer las telenovelas.
La Iglesia Católica recomienda que el matrimonio debe ser disuelto solo cuando ya no hay ninguna posibilidad de poder reconciliarse, porque esa figura emana de Dios, y al final cuando hay hijos de por medio, ellos son los que verdaderamente sufren la separación y eso genera desintegración familiar y comportamientos negativos.

¿Obligación de abonar la Pensión de Alimentos a hijos Mayores de Edad?

¿Hasta cuándo existe obligación de abonar la pensión de alimentos al hijo mayor de edad?
Julia Clavero, abogada,15 enero 2018
Hoy en día son numerosas las parejas divorciadas o separadas que tienen acordada una pensión de alimentos para los hijos habidos durante su convivencia. Los problemas y las dudas surgen, cuando alguno de los hijos alcanza la mayoría de edad, y no cuenta con una independencia económica.
Se considera como pensión de alimentos todo aquello indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica y educación de los hijos. En el presente artículo nos vamos a referir a las causas de extinción sobrevenidas por la actitud de los hijos.
Una vez que el hijo alcanza la mayoría de edad, la pensión de alimentos puede extinguirse si se dan ciertos parámetros. Del mismo modo que los progenitores tienen la obligación de hacer frente a las necesidades de los hijos, éstos también tienen obligaciones.
Obligación del aprovechamiento educacionalEn 1º lugar, existe la obligación del aprovechamiento educacional. Según el art. 93 en relación con el art.142 del Código Civil, los alimentos comprenden la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.
Según el Tribunal Supremo – entre otras – en su Sentencia de fecha 22 de junio de 2017, se debe acordar la extinción de la pensión de alimentos si se acredita que el hijo no ha terminado los estudios por su propia actitud y dejadez. Precisamente el art. 152.5º de Código civil prevé como causa de extinción, que la necesidad de pensión de alimentos provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo.
En virtud del art. 152.3º puede extinguirse la pensión de alimentos en los casos en que el hijo no haya finalizado sus estudios, pero pueda ejercer una profesión u oficio.
Pensemos en un caso en el que el hijo haya finalizado sus estudios universitarios, pero decide que quiere ampliar sus estudios y realizar una 2ª carrera o con 24 años decida que, a pesar de llevar años sin estudiar, quiere comenzar tardíamente una carrera universitaria. Desde luego, la intención es loable, pero si ya puede acceder al mercado laboral o no ha estudiado por decisión propia, podrá acordarse la extinción de la pensión de alimentos.
Alguna de las causas de desheredación
En 2º lugar, se podrá acordar la extinción de la pensión de alimentos si se produje alguna de las causas de desheredación, las más habituales en el caso de los hijos son las siguientes:
Condena por sentencia firme por atentado contra la vida del progenitor, o a pena grave por haber causado lesiones o haber ejercido violencia física o psíquica.
Condena por sentencia firma por delito contra la libertad, la integridad moral y la indemnidad sexual.
Condena por denuncia falsa frente al progenitor.
Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

El procedimiento adecuado para solicitar la extinción de la pensión de alimentos es el de modificación de medidas. 
Dicho procedimiento tiene un grave problema: la negativa de los tribunales a aplicar dicha extinción con efectos retroactivos.
Así, se produce la grave situación de que, si un hijo llevaba trabajando 2 años antes de interponer la demanda en la que se solicita la extinción de la pensión, no sólo no existirá la obligación de devolver las cantidades percibidas indebidamente – otro cantar es el procedimiento de enriquecimiento injusto – sino que además hasta que no exista una resolución que acuerde la extinción, se mantendrá la obligación del pago de alimentos.
En algunos partidos judiciales, los procedimientos de modificación de medidas están tardando más de 1 año en celebrarse – incluida la comparecencia de medidas provisionales – de modo que el alimentista deberá cumplir con sus obligaciones económicas, a pesar de constar acreditado mediante la vida laboral que su prole percibe ingresos propios.
Doctrina del Tribunal Supremo
¿Esto por qué se produce? Sencillo, así lo considera la doctrina del Tribunal Supremo, entre otras en su sentencia de fecha 22 de julio de 2017, recogiendo:
1.- Que cada resolución desplegará su eficacia desde la fecha en que se dicte y será solo la primera resolución que fije la pensión de alimentos la que tendrá efectos retroactivos.
2.- Que el art. 106 del Código civil recoge que «los efectos y medidas previstas en este capítulo terminan en todo caso cuando sean sustituidos por los de la sentencia o se ponga fin al procedimiento de otro modo»,
3.- Que el art. 774.5 de la LEC recoge que los recursos que conforme a la Ley se interpongan contra la sentencia no suspenderán la eficacia de las medidas que se hubieran adoptado en ésta.
Por lo tanto, hasta que no exista una resolución – bien auto de medidas provisionales bien sentencia de modificación de medidas – que modifique la resolución anterior, el alimentista deberá cumplir con el pago de alimentos.
Necesaria modificación interpretativa
Esta normativa y doctrina necesita urgentemente una modificación interpretativa y debe ser adaptada a los tiempos actuales, en los que la Justicia está colapsada por la carga de trabajo y la falta de medios, lo que conlleva a que se produzcan situaciones injustas y no acordes con espíritu de la norma, lo que evitaría los abusos que se producen en muchos casos.
Una solución práctica sería que las sentencias que regulan las medidas sobre hijos contuvieran la obligación del progenitor que percibe la pensión de alimentos, de acreditar anualmente el aprovechamiento de los estudios o de remitir semestralmente copia de la vida laboral, bajo apercibimiento de que, en caso de contrario, deberá indemnizar al alimentista en las cantidades recibidas de forma indebida.

lunes, 15 de enero de 2018

Proposición de Ley sobre el régimen Jurídico de los Animales

Proposición de Ley de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento civil, sobre el régimen jurídico de los animales. (122/000134)
Situación actual: Comisión de Justicia. Enmiendas hasta el 10/02/2018
La reforma afecta, en 1º lugar, al Código Civil, con vista a sentar el importante principio de que la naturaleza de los animales es distinta de la naturaleza de las cosas o bienes. 
El art. 333 con la reforma concreta que los animales no son cosas, sino seres dotados de sensibilidad. Se introducen en las normas relativas a las crisis matrimoniales preceptos destinados a concretar el régimen de custodia de los animales de compañía. Para ello se contempla el pacto sobre los animales domésticos, y se sientan los criterios sobre los que el juez debe tomar la decisión de a quién entregar el cuidado del animal, atendiendo a su bienestar. 
Se modifica el apartado 1º del art. 111 LH para impedir que se extienda la hipoteca a los animales colocados o destinados en una finca dedicada a la explotación ganadera, industrial o de recreo y se prohibe el pacto de extensión de la hipoteca a los animales de compañía. 
Por último, se modifica el art. 605 LEC, para declarar absolutamente inembargables a los animales de compañía con la familia con la que conviven. Esta previsión rige sin perjuicio de la embargabilidad de las rentas que dichos animales de las rentas que dichos animales puedan generar.

Diez consejos para mantenerse ........ casado

semana35.com/ 13.01.2018
Otras noticias:
Las 20 preguntas que salvan un matrimonio
Al comienzo del año muchos matrimonios se ponen a prueba. Expertos comparten sus recomendaciones para evitar que las dificultades terminen en divorcio.
En los círculos legales es común referirse a enero como el mes del divorcio. Los estudios en Estados Unidos y Gran Bretaña muestran que las relaciones finalmente se disuelven en agosto y marzo, pero en enero los abogados reciben más casos de divorcio que en otros meses del año, y también aumentan las búsquedas en internet sobre el tema. Según los expertos, esto se debe a que nadie quiere tomar una decisión tan difícil en diciembre cuando todo es alegría, paz y unión, y plantearlo en esas circunstancias acaba con la fiesta de todos, en especial de los hijos.
Además, enero sirve para hacer resoluciones y planear el año, y algunos lo consideran el mes ideal para ponderar su relación. En otros casos, señalan los especialistas, la gente en diciembre se llena de esperanza y cree que su matrimonio sobrevivirá. Pero al llegar enero, la realidad de los problemas esfuma esos anhelos.
Los comienzos de año son particularmente difíciles si la pareja atraviesa por la llamada picazón del 7º año, aunque en realidad la inquietud del divorcio puede aparecer a partir del 5º aniversario. Aun cuando la pareja le haya echado los santos óleos a la relación, los expertos consideran posible practicar técnicas para resucitarla. Sally Seyfried Herbert y su esposo, Ollie, lo demuestran. Hace 15 años ella estaba decidida a abandonarlo todo y buscar una mejor vida, pero al plantearlo a su marido, él la escuchó y juntos empezaron a trabajar por mejorar su relación. Hoy dictan un curso de 7 días para ayudar a otros a salvar su matrimonio.
Es perfectamente posible sentir la misma felicidad de los 1ºs días”, dice Seyfried Herbert al diario The Sunday Times. Ellos y otros expertos señalan que el matrimonio es un trabajo de tiempo completo y, por eso, mientras más temprano se asuma como un oficio, más pronto se aleja la amenaza del divorcio. Aunque la consejera de pareja indica que en términos generales la clave es entender al otro, señala 10 recomendaciones para ahuyentar al espectro que ronda en enero: el divorcio.
1. Mantengan el noviazgo vivo
El sexo, los besos, las caricias y los te quiero no tienen por qué pasar a mejor vida con la convivencia. Los expertos sugieren que el contacto físico debe tener espacio en el día a día y esto incluye, por supuesto, sacar tiempo para hacer el amor. Herbert aconseja programar citas románticas 1ª vez por semana con una condición: no hablar del trabajo ni de los niños. También sugiere organizar planes novedosos esporádicamente para salir de la zona de confort y permitir así tener experiencias que los unan. Lo importante es no olvidar las cosas que hacían juntos y las razones que hicieron que se enamoraran.
2. Planeen el futuro
Como en los negocios, los matrimonios necesitan planeación, así como metas y objetivos concretos. Discutirlos no solo es importante para que cada uno sepa qué espera el otro de la vida, sino porque permite anticipar la manera de verlos cristalizados. Además de eso, el solo ejercicio ayuda a solidificar la relación, de la misma manera que lograr las metas produce réditos en una empresa.
3. Un solo equipo
Si bien cada cual tiene su propia individualidad que se debe fomentar, no hay que olvidar que en el matrimonio los 2 hacen un equipo que lucha por una misma causa. Por eso, en caso de peleas con los hijos u otros familiares o amigos, siempre apoye a su pareja y evite al máximo que otros logren enfrentarlos. Ser del mismo equipo implica respaldarse en momentos difíciles. Si está en el trabajo equivocado o con problemas psicológicos o de salud, es importante ayudar a la pareja a resolverlo.
4. Manejen las quejas
No las vean como una cantaleta más, sino como una fuente de información invaluable para saber lo que molesta a su pareja. Por eso no se irrite cuando le haga reclamos. La estrategia más exitosa es recogerlo como una señal de alarma por analizar para encontrar su motivación. Si usted se molesta porque su pareja no cumplió con una tarea, en lugar de dar el sermón, hágala usted y siga adelante. Según Seyfried Herbert, es bueno discutir estos asuntos con calma cuando ya haya pasado la rabia. Ante todo, nunca mencionen la palabra divorcio en una pelea y tengan presente que un matrimonio requiere de mucho esfuerzo, entre esos, aprender a decir lo siento.
5. Usen bien el celular
Las parejas hoy se pueden distanciar por el simple hecho de abrir su móvil para enterarse de las noticias, chequear el e-mail o ver películas por separado. Otras llevan trabajo a la casa o se estresan por asuntos laborales durante los fines de semana. La idea es controlar todas esas interrupciones que le quitan intimidad a la pareja. Si controlan esto y restringen el uso de las redes sociales, ganarán mucho tiempo para reconectarse con el otro. Al dejar a un lado las cosas menos importantes, tendrán más tiempo para dedicarse a asuntos que realmente disfruten juntos.
6. Descubran el lenguaje de amor de su pareja
Según Gary Chapman, no todas las personas reciben las señales de amor de la misma manera. Algunos son más susceptibles a los regalos, otros al contacto físico, otros a recibir ayuda y apoyo de su pareja o a recibir palabras cariñosas y otros más a ver el amor en pequeños actos de colaboración. Aprenda a hablar el idioma que su pareja habla. Así podrá manifestar sus sentimientos de manera más efectiva.
7. Dense buen trato
Seyfried Herbert dice que si quieren terminar el día con una noche de pasión en la cama, deben comenzarlo con buen trato hacia la otra persona, ya sea con mensajes para hacerla sentir valorada y querida, con un gesto o saludo cuando regrese del trabajo o poniendo atención a lo que diga cuando llegue a casa. “Si es más atento, el otro actuará igual en reciprocidad”, dice la experta. Los estudios muestran que cuando las parejas se casan, tienden a ser menos corteses con el otro. Por eso, recomiendan poner atención, contestar llamadas, estar pendientes del otro y nunca olvidar las fechas importantes.
8. No lleven cuentas
Uno de los asuntos que más molesta a las parejas es que les reclamen temas del pasado o lleven una cuenta histórica de cuántas veces ha fallado o de cuánto aportan a la pareja. Traten de no calcular quién ha hecho o dejado de hacer cosas en la relación ni compare cuánta energía pone de su parte, pues lo más probable es que el otro también esté aportando un buen pedazo. Simplemente, fíjense en sus metas y dé su porción de amor y compromiso de acuerdo con ellas.
9. No más secretos
Las relaciones se fortalecen cuando hay apertura, y eso implica no tener reservas y siempre poner las cartas sobre la mesa. Esto no significa que no se respete la privacidad. Confíen lo suficiente en el otro como para no estar vigilando su e-mail ni desconfiando de lo que dice. No duden de expresar lo que sienten para que el otro pueda entender lo que quiere y piensa. Esa es la mejor estrategia para buscar en conjunto una solución a esa situación. Es obvio que hay que tratar a toda costa las tentaciones no solo en temas sexuales, sino en otros aspectos de la vida. Por ejemplo, si está teniendo conversaciones íntimas con un viejo amor por Facebook, es momento de decir no más.
10. Nuestro dinero
Los asuntos económicos son fuente de problemas en el matrimonio, y ante eso lo mejor es controlar la situación antes de que se presenten discusiones por la manera cómo cada uno maneja el dinero. Los expertos recomiendan tener una cuenta bancaria conjunta y poner sobre el tapete su estilo de gasto. Esto facilitará hacer presupuestos y compromisos en el ahorro.

Enero es el mes de las separaciones y divorcios por excelencia

...... porque, entre otras cosas, se discute más que nunca. Si quieres ponerle remedio a la situación, sigue leyendo. Si no, feliz soltería.
Mª. PALMERO, 14.01.2018
Si tienes pareja y no estáis todo lo bien que debiera, tenemos una (buena o mala) noticia (según lo que quieras): en enero se disparan las rupturas amorosas. Los divorcios y las separaciones en España, de hecho, aumentaron un 4,8% (hasta 31.694) en el 1º trimestre del 2017 con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
Los datos tampoco extrañan. Hace frío, los días acaban pronto, nuestras cuentas están vacías, estamos gordos, volvemos a la rutina, queda mucho para las póximas vacaciones (Semana Santa, ¡llega ya!)... un sinfín de desgracias que se vuelven peores aún al tener que quedarnos en casa con nuestro amorcín. Que si una película, que si cenamos en casa para ahorrar, que si hoy no cariño que estoy cansado, que si prefiero leer Twitter en vez de hablar contigo... Los nervios están a flor de piel y las discusiones son inevitables.
Los celos y las redes sociales se llevan mal. La experta recomienda que establezcáis reglas sobre el comportamiento de ambos en estas plataformas
Si quieres terminar tu relación porque llevas tiempo a medio gas y no crees que puedas ser feliz en ella, aprovecha estos meses, sobre todo enero, para dar el paso. Año nuevo, pareja nueva. Si, por el contrario, percibes que estás al borde del divorcio y quieres arreglarlo, sigue leyendo.
La experta en relaciones personales, Tracey Cox, ha detallado en 'Femail' las discusiones más comunes que tienen la mayoría de las parejas. Se trata de una lista de las cosas por las cuales la mayoría de las parejas pelea y de cómo zanjar el asunto para siempre. Adiós dramas, hola amor.
Discusiones sobre sexo
El problema es casi siempre el mismo: la diferencia entre la libido de ambos. Suele haber uno que quiere más que el otro y que, por tanto, se encuentra insatisfecho. Pero a pesar de su malestar, no se discute sobre ello. ¿Resultado? La ira se va acumulando y se salta por cualquier tontería. El enfado tiende a expresarse entonces de forma pasivo-agresiva, a través de burlas sarcásticas o de quejas por asuntos insignificantes.
Lo que recomienda Cox es claro: habla del tema. Si quieres más sexo, dilo. Si quieres más sexo oral, dilo. Etcétera. Lo suyo, según la experta, es comenzar la conversación con una pregunta como esta: "Cielo, ¿te gustaría que lo hiciéramos más a menudo? ¿Quieres probar algo nuevo? ¿Te gustaría cambiar algo de nuestros encuentros sexuales?". El otro contestará. Y es ahí cuando puedes dar tu opinión y expresar tus quejas, siempre de forma relajada.
Discusiones sobre redes sociales
Antes de que existieran las redes sociales, las personas celosas 'vigilaban' a la gente que conocían sus parejas, con quien quedaban, etc. Ahora, esta 'obsesión' se amplía al filtrado de las redes sociales del otro. Que si le ha dado 'like' a la foto de Arturo, que si por qué le contesta tan maja a Juan, que si quién es la tal Marta que le ha agregado...
Los celos y las redes se llevan mal. Nosotros te recomendamos que hagas lo que quieras en tus perfiles siempre que no hagas daño a tu pareja. Tracey Cox objeta que se deben establecer reglas básicas sobre el comportamiento de ambos en la red. "Algunos deciden tener una transparencia completa, compartiendo contraseñas y todo; otros, en cambio, no quieren saber ni ver qué está haciendo su pareja en las redes". Ya lo sabéis, ojos que no ven...
Las heridas pasadas causadas por los cuernos que te puso tu pareja a menudo se infectan aún más por otros problemas añadidos
Discusiones sobre infidelidades pasadas
Si alguno de los 2 fue infiel en el pasado, seguro que seguís discutiendo hoy sobre ello, incluso aunque hayan pasado más de 10 años. Es el típico problema sin cerrar que siempre sale a relucir en cualquier discusión.
Que te pongan los cuernos duele: puede que hayas perdonado, pero no has olvidado. Las heridas pasadas causadas por la infidelidad a menudo se infectan aún más por otros problemas añadidos.
Si quieres seguir con tu pareja, deja el tema ya o toma una decisión: o lo perdonas y sigues, o pones fin a la relación. No se puede vivir así. Cox recomienda hacer una última discusión sobre lo sucedido, en la que se harán las preguntas que siempre se quisieron hacer y se obtendrán respuestas honestas. Si esto lo ves inviable, consulta a un terapeuta.
Discusiones sobre las tareas del hogar
Se han logrado avances, pero las mujeres siguen haciendo la mayor parte del trabajo doméstico. "La culpa de esto no recae directamente sobre los hombres, sino en que las mujeres también hacen de madres de sus parejas (limpian lo que ellos han limpiado, les hacen la comida...)".
Cox tiene la solución: "Tener un mejor sexo". Te preguntarás que qué tiene que ver y que esta experta está mezclando churras con merinas. Pero no: "Los hombres que hacen más tareas domésticas y se involucran con los niños tienen una vida sexual mejor y relaciones más felices que aquellos que no lo hacen".
La experta recomienda elaborar una lista de tareas y ponerla en la nevera. Se deben dividir los quehaceres en función de lo que prefiera hacer uno u otro.

El negocio del lobby Feminista ajeno a la ciudadania


Menos del 1% de los españoles considera la violencia de género uno de los problemas graves del país.
EUROPA PRESS, 14/01/2018
El 80% de los que lo consideran un asunto de gravedad son mujeres. 
La violencia de género es aquella que se perpetra contra la mujer por el mero hecho de serlo, ya se manifieste en forma de acoso sexual callejero, en el trabajo, como malos tratos en el ámbito de la pareja o mediante la violación o el asesinato.
Esto significa que un poco más de la mitad de la población española está expuesta a vulneraciones de derechos fundamentales sólo por haber nacido mujer y sin embargo, la mayoría de los españoles que encuesta mensualmente el CIS no consideran que este sea uno de los tres primeros problemas que aquejan a España.
Esta es la pregunta que lanzan los encuestadores del Centro de Investigaciones Sociológicas cada mes desde 1985 y las respuestas son espontáneas, es decir, que el encuestado contesta lo que considera. Los resultados se van agrupando en función de la cantidad de gente que ha repetido las mismas ideas. Es así como se concluye cuáles son los 3 principales problemas del país según los ciudadanos, porque un mayor porcentaje señala idénticos asuntos.
Aunque las respuestas son cíclicas y van cambiando según evoluciona la actualidad, Política y Economía, junto a Terrorismo durante una época, han marcado el top de principales problemas para los españoles. La 1ª vez que la violencia sobre la mujer fue mencionada entre las respuestas en un porcentaje lo suficientemente significativo como para incorporarlo a los resultados fue en septiembre del año 2000: lo había referido el 1,3% de los encuestados, que fueron el 3,1% en octubre, el 3,5% en noviembre y el 2,3% en diciembre.
El año 2000 visibilizó el problema
Aquel año, en el que aún se consideraban delitos de violencia doméstica los cometidos por hombres contra mujeres con las que tenían o habían tenido una relación de pareja, el Tribunal Supremo dictó una sentencia instando a abordar este fenómeno como "un problema de 1ª magnitud" y el Gobierno, que tenía en marcha un plan estatal, y destinó 200 millones de pesetas (1,2 millones de euros) a una campaña que decía "La violencia contra la mujer nos duele a todos". Mientras, se levantaban ya voces de asociaciones de mujeres pidiendo una Ley Integral y reformas para perseguir a los maltratadores.
Fueron muchos los sucesos, además, que saltaron a los medios, como el asesinato de Mª Ángela Sierra, degollada por su marido en Pamplona, el de Concepción E. M., a quien su novio militar mató de un hachazo; o la agresión a Ascensión Marta Anguita, apuñalada y después atropellada por su marido en Mairena de Aljarafe. No obstante, no siempre los sucesos repercuten en el CIS. 
En el Barómetro había pasado desapercibido el asesinato de Ana Orantes en 1993, tras contar su calvario en televisión.
Uno de los casos con más repercusión fue el de 'Tani', una mujer condenada a 14 años, 8 meses y 1 día de cárcel por asesinar a Vicente Molina, su marido y su maltratador durante 17 años de matrimonio. Cuando ingresó en prisión el 1 de diciembre del año 2000 tenía 4 hijos. Con el aval del fiscal, la presión del movimiento feminista y el respaldo de responsables políticos y opinión pública, consiguió un indulto parcial que redujo su pena a 30 meses. 
Un 22 de diciembre salió en libertad condicional.
Los meses siguientes la preocupación fue en aumento, aunque en cifras discretas y a la cola de los principales problemas para los encuestados. Los picos más altos fueron en marzo y noviembre de 2001, con un 4,4 y un 4,5%, respectivamente. El 1ª fue el mes en que trascendió la paliza que el ex marido y el suegro dieron a una ex concejala del PP en Madrid y la condena al llamado 'descuartizador de Mislata'. El 2º, se pasaba en cines 'Sólo Mía', considerada la 1ª película española sobre violencia de género y era hallado el cuerpo de una joven en la Casa de Campo de Madrid, a la que su ex había matado a golpes.
El récord de 2004
Para encontrar una cifra más alta que aquella en los barómetros del CIS hay que viajar hasta 2004, cuando culminó una campaña electoral en la que la violencia de género estuvo muy presente, con 4 homicidios en un mismo día de febrero y la promesa del PSOE de una ley que lo abordase. El 11,7% de los encuestados coincidieron entonces en que este era uno de los 3 principales problemas de España. Fue el Vº asunto más referido, por detrás de el terrorismo de ETA (73,4%), el paro (51,7%), la vivienda (19,4%) y la inseguridad ciudadana (15,7%).
El 1º delegado del Gobierno contra la Violencia de Género que tuvo España, Miguel Lorente, llama la atención sobre otro dato: El 80% de quienes sitúan la violencia machista entre los 3 principales problemas son mujeres. "Esto lo que nos dice es que no genera suficiente rechazo y que el poco que genera es entre mujeres, muchas porque lo están sufriendo y otras porque lo conocen de cerca", comenta a Europa Press.
En su opinión, las cifras inéditas de 2004 tienen que ver con el debate sobre la Ley Integral, aprobada en diciembre de aquel año. Considera que mientras los homicidios tienen un impacto emocional momentáneo, "cuando la gente logra separarse un poco y observa lo que realmente significa que cada año haya 60 hombres surgidos de la normalidad que asesinan a sus mujeres, impacta mucho más". Esto, acompañado de un debate sobre el planteamiento, acaba creando "conciencia crítica".
Aquella conciencia, sin embargo, se diluyó. A partir de 2004 la cifra ha ido oscilando con picos que han llegado a superar el 5% algunos meses de noviembre, cuando se conmemora el Día Internacional contra la Violencia sobre la Mujer, pero nunca ha vuelto a cosechar un quórum tan alto aunque más de 900 mujeres y niños han sido asesinados en España desde entonces. A lo largo de 2016, por ejemplo, no se llegó al 2% y en 2017 la cifra más alta se registró en marzo con un 3,4.
Todo resta en violencia de género
Lorente opina que es el conocimiento del fenómeno y el debate de fondo el que crea preocupación por la violencia sobre la mujer y sin él, "los acontecimientos del día a día, lo van cubriendo por el manto de los estereotipos y los mitos", de modo que al final, "no es que la gente no sepa qué está pasando, sino que lo atribuye a causas que no son verdad y creen que es algo inevitable, un precio que hay que pagar por la liberación de la mujer".
Añade otra variable: "En violencia de género todo resta y en otro tipo de realidades, como las drogas, todo suma, todo es factor de consideración. Sin embargo, ves la imagen de la mujer en las series, ves la publicidad, los casos de acoso, propones algo y se te echan encima. En lugar de generar una base que poco a poco vaya creciendo, es al contrario, cualquier cosa se utiliza para cuestionar la realidad de la violencia de género".
Marisa Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres, añade que la violencias machistas, como otras violaciones de derechos humanos, son "cuestiones de afectación parcial", pues cualquiera reconocería que es más grave el abuso de un menor que un despido, pero a la hora de identificar los problemas, pensará en aquellos que le son más cercanos o sobre los que maneja una información más certera y acabará señalando el desempleo. "La gente se preocupa por lo que conoce y lo que conoce en sus consecuencias", señala.
Recuerda que por ello, las feministas reclaman que al informar sobre violencia de género el morbo deje paso a un enfoque sobre sus consecuencias en términos de afectación social, "porque no es solo la cantidad de información que se tiene, sino la calidad". No obstante, considera que el Barómetro "no es el instrumento más adecuado para medir la envergadura del problema, su gravedad o el grado de sensibilización". "En cualquier caso, la buena noticia es que la violencia de género aparezca", añade.
Nota: Curioso que los 2 sujetos estén en la órbita del PSOE.