domingo, 19 de mayo de 2013

"Denuncian a su ex, y así paran la custodia compartida"

Luis afirma que es víctima de la picaresca que permite la Ley de Violencia sobre
(Foto: Totoyo)

Luis afirma que es víctima de la picaresca que permite la Ley de Violencia sobre la Mujer.
 
Antonio F. de la Gándara / Las Palmas de Gran Canaria|domingo, 19 mayo 2013
Los órganos judiciales de Las Palmas de Gran Canaria están detectando un  nº creciente de procesos por divorcio sospechosos de fraude, en los que la ex cónyugue  cercena la posibilidad de que el varón solicite –y consiga– la custodia compartida de los hijos denunciándole, sin base, por la vía penal.
Así, explicaron a este periódico fuentes jurídicas, la mujer consigue que el proceso civil, junto a la denuncia penal, sean absorbidos por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, que por Ley prohibe expresamente la concesión de la custodia compartida.
En el ámbito forense capitalino se sospecha que este uso espurio de la Ley es una práctica habitual, aunque por la dificultad de su detección ninguna fuente oficial ve producente denunciarlo de forma abierta. No obstante, este viernes  2 fiscales de Gran Canaria admitieron que  es habitual encontrarse con casos con apariencia de hacer este uso fraudulento de la ley de Violencia sobre la Mujer.

Un fiscal de la isla exponía ayer que no sólo sospechaba que esta práctica era «habitual», sino que se había encontrado en Las Palmas «más de 50 casos susceptibles de ser un fraude de este tipo»; Otro miembro del Ministerio Público apuntaba que, de hecho, desde hace tiempo se está sopesando una posible reforma de las competencias del Juzgado de Violencia sobre la Mujer para quitarle potestades en material civil, y evitar así la tentación de una denuncia falsa para que el órgano penal tenga vis atractiva (fuerza de atracción) sobre el proceso civil.
 Luis (se omiten los apellidos) asegura ser víctima de este tipo de uso torticero del derecho: «Tengo 2 hijas con mi ex mujer»; relata, «nos separamos en mayo de 2010 y el proceso, tramitado como un divorcio de mutuo acuerdo, iba bien hasta que le planteé que iba a pedir la custodia compartida, a los pocos días me denunció por insultos y amenazas y el caso pasó al juzgado de Violencia sobre la Mujer, lo que automáticamente me impide obtener la custodia compartida».