lunes, 3 de agosto de 2015

Las espeluznantes frases que escribió a la juez una maltratada antes de suicidarse

Juan Bosco Martín Algarra |Lunes, 03.08.2015
Sara Calleja, pintora y madre de 2 hijos, se quitó la vida el pasado 11 de julio harta del acoso al que le sometía su expareja.
Ahora se ha conocido la espeluznante carta que envió a la juez momentos antes de arrojarse al vacío desde un 2º piso.
La delegada de violencia de género, Blanca Hernández: "Se siguen transmitiendo mensajes machistas a los jóvenes".  Ver imagen en tamaño completo
Campaña contra la violencia de género. Ver imagen en tamaño completo. 
Estoy muy cansada y necesito descansar. Mi vida es insoportable”. Así resumía su estado de ánimo Sara Calleja, una artista de 52 años, en una carta remitida a la juez de violencia de género del juzgado de León y que ha hecho pública el diario El Mundo.
Horas más tarde, se lanzó a la calle desde un 2º piso. Tenía 2 hijos, Andrea, de 33 años, y Elio, de 28.
La vida de Sara era insoportable por el acoso al que le sometió por 2 agónicos años su expareja, Christian, un belga que había sido amigo de infancia. 
Reapareció en su vida para prometerle un futuro laboral ilusionante en su país. 
Pero ese futuro se convirtió en infierno de gritos, celos y golpes.
Insultos y perdones
Sara perdió todo contacto con su familia. Vivía encerrada presa del pánico y del control atosigante de Christian. Hasta que se armó de valor y regresó a León pensando que recobraría la libertad.
Se equivocó.
El acoso de su expareja se multiplicó a través del correo, Facebook y los móviles. 
1º se dirigió a ella y después, cuando dejó de contestarle, a sus familiares y amigos. 
Los insultos -”zorra, guarra, hija de puta”- se alternaban con las peticiones de perdón -”perdóname, no volveré a ser celoso ni violento”-, y continuó en una espiral que cada vez tenía más de los 1ºs y menos de las 2ªs. 
Lo cuenta su hijo en un desgarrador testimonio.
También se multiplicaron las denuncias en los juzgados, pero de nada práctico sirvieron los cientos de papeles y quejas.
Inoperancia judicial
Para la familia de Sara, su caso es un modelo de abandono de la Justicia a un ciudadano.
La Justicia no impidió que Christian la siguiera amenazando “contéstame porque te va a costar mucho dinero”- y coaccionando -”voy a ir a León a contar toda la verdad tuya”. En su ansia de venganza, el hombre llegó a denunciarla en el INEM.
Sara había montado exposiciones para ganar algo de dinero. No ganó nada, salvo una deuda de 18.595 euros por cobro indebido del subsidio de desempleo. 
La ayuda económica que llegó a recibir como mujer maltratada se la tragaba esta deuda mes a mes.
662 mensajes
Por fin hubo un juicio y la fiscal de violencia de género de León, lugar donde se cometió el delito denunciado, pidió 5 años de prisión. En la vista oral se llegó a un acuerdo de conformidad. Christian reconoció que en solo 4 meses llegó a enviar 662 mensajes a Sara, y también que había incumplido la orden de alejamiento impuestos por el juzgado.
No sirvió para nada. Las amenazas y los mensajes continuaron.
La mujer buscó una vía de escape definitiva en 200 pastillas y varios tragos de agua. 
Su alma ya estaba muerta, pero su cuerpo resistió este 1º intento de suicidio.
“Vayas donde vayas, estés donde estés, te encontraré”, “tengo todo el tiempo del mundo, Sara”, “esto es muerte asegurada”, eran algunas de las amenazas.
Huída a Ibiza
Sara huyó a Ibiza para refugiarse en casa de su hija. Tampoco allí se libró de la presencia amenazante de Christian. Puso otras 2 denuncias.
No obtuvo respuesta.
Entonces llegó el 11 de julio de 2015. Tomó papel y escribió a la juez de violencia de género de León unas frases que le martillearán toda su vida:
"A día de hoy no entiendo cómo he podido soportar todo lo que me ha venido. En realidad no lo soporto y por eso me retiro".
"Las leyes son una mierda: depende de para quién y sobre todo de cómo se aplican".
"Mi sanción del Inem es tan desproporcionada que me ha dejado en la miseria, y si no llega a ser por pocos pero buenos amigos que me ayudaron económicamente, mi familia no tenía ni para comer".
"Ud. sabía que no cobro la ayuda que me conceden como mujer maltratada: se la queda íntegra el INEM. Pero a ud. le dio lo mismo".
"No soy capaz de salir sola a la calle"
"Hace 3 meses lo intenté con pastillas con la mala fortuna de que mi cuerpo aguantó lo que no debía. Hoy espero irme de verdad. No soporto los días".
"Lo único que alegra mi existencia es la sonrisa de mis hijos, sus sonrisas son lo más bonito. Mi hija me ve día a día y sufre y llora. Y mi hijo no me ve, pero sé que me siente".
Estoy orgullosa de mí misma, como nunca lo he estado, por estos 2 años. Orgullosa de haber tenido a mi querida Andrea y a mi querido Elio, lo mejor que he hecho en la vida”.
"Desde hace una semana trabajo, pero no lo soporto. No sólo porque es mucho y muy duro, es que mentalmente estoy 'tocada' y no estoy a lo que tengo que estar. La medicación que tomaba me quitó mucha agilidad manual y mental y física".
"Christian sigue molestando, enviando a mi madre mensajes (yo tengo otro móvil) y llamando a su casa. Y por si no lo recuerda, mi madre es mayor. Sigue poniendo fotos mías y me sigue insultando. Ha creado perfiles falsos míos otra vez y vende las acuarelas que dejé en su casa de Bruselas y no pude recuperar".
"Aquí en Ibiza he puesto 2 denuncias, en mayo y junio, y no he recibido ninguna contestación todavía. Me hace gracia esa gente que dice que muchas mujeres denuncian para tener beneficios económicos… Que me pregunten a mí..."
"Muchas mujeres retiran sus denuncias porque es una agonía aguantar un proceso del que nunca sales entera".
“Yo ya no puedo más. Mi vida no tiene luz ni esperanza. Christian Costenoble me robó todo. Él ganó”.
Poco después de escribir estas líneas (ver carta completa), el cuerpo de Sara yacía inerte en una calle de Ibiza.
(RECUERDA EL TELÉFONO PARA DENUNCIAR LA VIOLENCIA DE GÉNERO: 016) excepto para los hombre.

De 23 niños muertos por sus progenitores, 16 lo fueron por las madres y 7 por los padres

la informacion.com|Sevilla|Martes, 28.12.2010.- 
De 23 niños asesinados por sus progenitores este año en España, 16 lo fueron presuntamente a manos de sus madres y 7 a manos de sus padres, según los datos que ha hecho públicos la Federación Andaluza por la Igualdad Efectiva (FADIE), con motivo del VIº aniversario de la Ley Integral de Violencia de Género.
También "son ya más de 70 mujeres las que han perdido la vida en este país a manos de sus parejas o ex parejas sin que realmente haya un interés certero por parte de los legisladores por realizar un estudio serio en el que se analicen cuáles son los motivos de fondo y aquellos que provocan esta tan triste situación", señala la FADIE en un comunicado.
"Por el contrario -añade el comunicado- la única solución que se está dando es seguir incrementando la dureza con la que se actúa contra el hombre, sea o no maltratador".
La Federación condena igualmente "la muerte a manos de sus parejas o ex parejas de 19 hombres durante el año 2010", y acompaña el comunicado de los enlaces de prensa que dan noticia de todas estas muertes, de las que la federación hace un seguimiento anual.
La FADIE lamenta que estas muertes de hombres "al igual que las de los niños, no cuenten en las estadísticas ni en los caros estudios realizados por el Gobierno" y echa de menos igualmente "la condena pública de quienes solo condenan cuando hay por delante la posibilidad de hacerse una foto".
Tampoco se lleva estadística oficial, según lamenta la FADIE, de los niños asesinados por sus padres porque "por desgracia no votan, pero sin lugar a dudas deberían aparecer en los medios y en los estudios oficiales, echando en falta el posicionamiento político a la hora de condenar públicamente estas horribles muertes de los más indefensos".
Según la FADIE, "en España son ya más de un millón los hombres que han sido acusados por violencia de género desde que vio la luz la presente, pero no por ello ha descendido el nº de víctimas sino que ha conseguido un efecto contrario, incrementarlo."
"Son muchos los hombres que, sin haber cometido delito alguno, están viendo vulnerados sus derechos esenciales y constitucionales como son la presunción de inocencia e igualdad", señala el comunicado.
La federación también recuerda las falsas denuncias interpuestas "por despecho, por acelerar los trámites en el proceso de separación, por asegurarse la custodia de los menores y por ende el domicilio conyugal, haciendo flaco favor a quien verdaderamente necesita una protección que sin duda es la verdadera mujer maltratada."

México: 1 de cada 5 matrimonios terminan en divorcio

Por Rigoberto Ocampo lecturas_eldebate@yahoo.com
Hay una realidad que se quiere ocultar. Unas cifras que la moral judeo-cristiana niega ver, al final de cuentas así es la moral, no ve, es creencia. Son números que condenan a la sociedad mexicana y sinaloense. Nada de estas cifras puede discutirse.(...)
Los números son fríos, cada uno hace su interpretación. Cada uno puede comparar, esos números, con lo que hay dentro o fuera de su casa, la colonia, el camión, el supermercado, la escuela, el trabajo, el antro, restaurante o lugar de esparcimiento. Cada uno, podrá ver un ejemplo de estos números.
De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) los nacimientos totales y los de los que la madre tenía menos de 20 años de 2011 a 2013 en México fueron:

Año                                                                             2011               2012              2013
Total nacimientos en México                                 2,586,287       2,498,880       2,478,889

% Nacimientos de madres menores 20 años         19%                  19%                    19%
Nacimientos de madres menores de 20 años        496,567           484,783          480,904

Los nacimientos de 2011 a 2013 en Sinaloa fueron:
Año                                                                             2011              2012          2013 
Total nacimientos en Sinaloa                                   60,208           57,543         56,267
% Nacimientos de madres menores 20 años          21%                20%             20%
Nacimientos de madres menores de 20 años        12,403           11,739          11,197

Esta es la realidad de las cifras. De cada 5 nacimientos en México y Sinaloa, 1 es de una mujer menor de 20 años. A esto hay que sumar estas otras cifras: el 17% de los que se casan se divorcian. El 25% de los hogares son monoparentales con jefa de familia mujer. Es decir, aproximadamente 1 de cada 5 matrimonios terminan en divorcio; y 1 de cada 4 hogares son mantenidos y dirigidos por una mujer sola.
Estas son las cifras de los nacimientos, divorcios y madres solteras. (...)
PÁRRAFOS: DE QUE HACER
Es función del Estado (con E mayúscula) hacer algo respecto a estas cifras. Es un hecho que los ciudadanos no están internalizando las herramientas necesarias de cultura y educación para que estas cifras no sean un problema social. Claro, siempre habrá una posibilidad de que los ciudadanos se cohesionen para educar sexualmente a los infantes. Ahí está el ejemplo de la comunidad homosexual que ha sabido articular una lucha por la concientización de los peligros de enfermedades por practicar relaciones sexuales sin preservativo. Los resultados están a la vista en el control de la proliferación del sida y de otras enfermedades sexualmente transmisibles en ese segmento de la población.
Los números de las niñas que se vuelven madres, son los de los cuadros arriba descritos, más las madres solteras por abandono o divorcio. Ahora es tiempo de reflexionar, cada uno, frente a los infantes que tiene bajo su tutela y responsabilidad. Darles las herramientas para que ellos no repitan los propios errores. Sino, el futuro será difícil, muy difícil. Desafortunadamente son mayoría, con esa responsabilidad, ellas. Ya no tendrán otra oportunidad, tienen un solo compromiso hasta la muerte: sus hijos. Ahí se les ve anhelando otro matrimonio, una pareja, alguien que ayude, en fin, una compañía. No deben olvidar que lo único que ese hombre con el que procrearon, dentro o fuera del matrimonio, les dio hasta la muerte fue sus hijos. Lo otro se fue, al final de la noche, de la relación o con el divorcio. Quizá, sólo quizá, una vez que internalicen esa realidad, puedan un día cumplir su compromiso y vivir una nueva oportunidad.

Argentina: Divorcio más corto, unión convivencial y cuidados compartidos

La norma que comienza a regir introduce innovaciones que tienen en cuenta las nuevas estructuras familiares, así como la protección y el reconocimiento de derechos a los menores de edad. 
Por Redacción LAVOZ. | Argentina, 2.8.15

El nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, que acaba de comenzar a regir en Argentina, trae consigo una serie de cambios en temas claves relacionados con las familias, el matrimonio y los hijos.
Uno de los más importantes tiene que ver con el divorcio, que a partir de ahora podrá ser solicitado por uno o ambos cónyuges –sin tener que esperar un plazo mínimo, como era necesario hasta ahora– y se elimina el divorcio por “culpa” (como el adulterio o las injurias graves). 
Así, será suficiente que uno de los cónyuges manifieste su voluntad de disolver la pareja, sin necesidad de mutuo acuerdo ni de que transcurra un plazo mínimo.
Uniones convivenciales. Además, por 1ª vez se establece un régimen jurídico a las convivencias, con derechos y obligaciones. El antes llamado “concubinato” es ahora “unión convivencial”. 
Esta figura establece un mínimo de obligaciones: asistencia entre los convivientes durante la convivencia, obligación de contribuir a las cargas del hogar, responsabilidad por las deudas comunes y protección de la vivienda familiar.
También contempla una compensación económica si el quiebre de la convivencia y los roles ejercidos durante la unión provocan que uno de ellos quede en peor situación económica que el otro.
De todas formas, la convivencia no genera un régimen de comunidad de bienes legal y automático, salvo que esté previsto en forma expresa.
Responsabilidad. El nuevo Código pasó a denominar a la “patria potestad” como “responsabilidad parental”. Esto implica el ejercicio de una función en cabeza de ambos progenitores, que se manifiesta en un conjunto de facultades y deberes 
destinados, primordialmente, a satisfacer el interés superior del niño o adolescente. 
Cuidado personal. En caso de ruptura de la pareja (matrimonial o unión convivencial), el “cuidado personal” (término que reemplaza al de “tenencia”) es, por regla, compartido. Unilateral es la excepción (al revés de lo que sucede hoy). El cuidado compartido puede ser alternado o indistinto.
Mantener a los hijos hasta los 25
El nuevo Código Civil y Comercial establece que los progenitores de hijos mayores de edad que estudian deberán mantenerlos hasta que alcancen los 25 años de edad.
El fundamento de la norma es la continuidad de la formación y el perfeccionamiento de los hijos, aun cuando sean mayores de edad.
Eso no significa que la mayoría de edad sufra modificaciones. Seguirá siendo a los 18 años. Lo mismo ocurre con la obligación alimentaria. Los progenitores tienen el deber de cumplirla hasta los 21 años de sus hijos, estudien o no.
En cambio, en el caso de los jóvenes entre 21 y 25 años, el hijo –o el progenitor que convive con él– es el que debe probar que estudia o que se está formando y que no puede sostenerse de manera independiente.
La obligación alimentaria abarca la comida pero también la vivienda y los gastos por enfermedad, así como educación, vestimenta e incluso esparcimiento.
Qué pasa con los bienes matrimoniales
Antes de la celebración del matrimonio, los futuros cónyuges pueden hacer convenciones para determinar el valor de los bienes que tienen, de sus deudas, de las donaciones que hagan entre ellos y optar por alguno de los regímenes patrimoniales previstos. Se debe hacer en escritura pública y tiene ciertos límites, como la protección de los alimentos o la vivienda familiar.
El patrimonio. Hasta ayer, sólo existía el régimen ganancial. Ahora se suma el régimen de separación de bienes, por el que cada uno de los cónyuges conserva la libre administración y disposición de sus bienes personales.
Compensación. Por otro lado, el nuevo Código prevé un sistema de “compensaciones económicas” a favor del cónyuge a quien el divorcio le produzca un desequilibrio económico.
El fundamento es que no sería justo que quede desamparado quien, por ejemplo, cumplía funciones domésticas que no son remuneradas.

última Macroencuesta sobre violencia de género, 2015

Macroencuesta
El pasado 30 de marzo el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hacía público el avance de datos correspondientes a la Macroencuesta sobre violencia de género 2015. Un documento que – a buen seguro – ayudará a profundizar en este tipo de violencia que como ya he comentado ( aquí, aquí y aquí) difiere de cualquier otro tipo de violencia interpersonal. Y es que el objetivo de la Macroencuesta (con esta ya son cinco: 1999, 2002, 2006 y 2011) no ha sido (y no es) otro que radiografiar la realidad de una violencia que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo. Una violencia que en los últimos 10 años – en España – ha costado la vida a más de 800 mujeres (este año las mujeres asesinadas son 22 - más 3 casos en estudio –   según datos oficiales del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad) y que en 2004 consiguió unir al Parlamento español para aprobar por unanimidad la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.
Centrando el presente post en el análisis de los datos de la Macroencuesta de 2015, conviene aludir primeramente a las novedades que ésta introduce con respecto a las anteriores. Entre las más significativas cabe destacar que los datos se han obtenido de las entrevistas presenciales – antes era vía telefónica – de mujeres de 16 y más años residentes en España (sobre una muestra de 10.171 mujeres). Además, y a diferencia de otros años, se han diferenciado 5 bloques de preguntas atendiendo a tipos de violencia, en este caso, se ha distinguido entre: violencia psicológica de control, violencia psicológica emocional, violencia económica, violencia física y violencia sexual. Quizás, se echa en falta alguna referencia a la violencia institucional. Por otra parte, un aspecto no menor en este tipo de violencia, ha sido la pregunta de 'control' introducida para intentar detectar situaciones de violencia no reveladas tratando de conocer si las mujeres entrevistadas han sentido miedo – alguna vez – de su pareja actual o de parejas anteriores.
Entrando en el examen de las cifras que arroja la Macroencuesta cabe comentar algunos aspectos resaltados por los medios de comunicación y por la propia nota de prensa del Ministerio.   Y es que se habla de que un 77,6% de las mujeres maltratadas ha conseguido abandonar la violencia de género lo que supone un incremento en 5 puntos con respecto a los datos de la encuesta anterior en donde el porcentaje se situaba en un 72,5%. Sin duda, éste es un buen dato. Ahora bien, ¿qué significa que un 77,6% de mujeres haya conseguido abandonar la violencia de género  teniendo en cuenta que este tipo de violencia es una violencia extendida y continuada? Fijaos que tanto en la encuesta de 2015 como en la de 2011 se calcula este porcentaje hallando la diferencia entre las mujeres que manifestaron haber sufrido violencia de género alguna vez en su vida y las que afirmaron no haberlo sufrido en el último año. En este punto conviene precisar que cuando se habla de violencia extendida se alude a que son otros los sujetos (relacionados con la mujer) los que también pueden ser destinatarios de este tipo de violencia (piénsese en las hijas e hijos) y cuando se habla de violencia continuada se pretende establecer una diferencia entre violencia (que es continuada en el tiempo) y agresión (que suele ser puntual).  Otro dato significativo – relacionado con el anterior – y que supone una novedad en la encuesta de 2015 es el relativo a si la situación de violencia de género fue el motivo para acabar con la relación: el 67,4% afirmó que sí. ¡Ojo! Mi comentario – en este caso – busca significar que finalizar la relación no siempre garantiza la salida de la violencia aunque, eso sí, es un 1º paso (considérese, por ejemplo, las situaciones de acoso, hostigamiento, amenazas, etc. que sufren muchas víctimas tras la separación y/o el divorcio).
Pero sigamos con el estudio de los datos. Según la Macroencuesta correspondiente a 2015 un 12,5% de mujeres residentes en España de 16 o más años ha sufrido violencia física y/o violencia sexual de su pareja o ex pareja en algún momento de su vida. Comparando este porcentaje con su correlativo de 2011 se observa un incremento. Pero vayamos a los datos absolutos. Y es que si en España hay actualmente 20.358.827 mujeres mayores de 15 años (según los datos del padrón municipal correspondientes a 2014), más de 2 millones y medio han sufrido violencia física y/o sexual alguna vez en la vida por parte de su pareja o ex pareja. Se ha comentado que esta cifra es inferior a la media europea en donde el porcentaje asciende al 22%. No obstante, una de las hipótesis de estudio no es que el índice de violencia física y/o sexual en España sea más bajo sino que la percepción del mismo por parte de muchas mujeres es menor. Sin duda, este aspecto tiene mucho que ver con el deficiente desarrollo de políticas de sensibilización.
Con respecto a los otros tipos de violencia, a saber: psicológica de control, psicológica emocional y económica, los porcentajes serían los siguientes: un 25,4% de mujeres ha sufrido violencia psicológica de control alguna vez en la vida, un 21,9% ha sufrido violencia psicológica emocional y un 10,8% ha sufrido violencia económica. En el último año los porcentajes serían los siguientes: 9,2%, 7,9% y 2,5%, respectivamente para cada tipo de violencia.
Trasladando estos porcentajes a datos absolutos las cifras son demoledoras y es que estamos hablando de que en España en los últimos 12 meses más de 1 millón y medio de mujeres ha sufrido violencia psicológica de control y psicológica emocional y más de medio millón de mujeres ha sufrido violencia económica.
Ahora bien, ¿cuáles son los datos sobre el 'miedo'? Sin duda resultan muy significativos. Y es que el 13% de las mujeres residentes en España ha sentido miedo en algún momento de su vida de su pareja o ex pareja. Con respecto al miedo de la pareja actual, un 2,9% de las mujeres residentes en España de 16 o más años ha sentido miedo en algún momento de la relación. Trasladado a datos absolutos esto implica que más de 2 millones y medio de mujeres han sentido miedo en algún momento de su vida de su pareja o ex pareja y más de medio millón de mujeres han sentido miedo de su pareja actual en algún momento de la relación. Nótese que por miedo entendemos una alteración del ánimo que produce angustia ante un peligro o amenaza del mismo, que suele paralizar y, normalmente, da lugar a que se desarrollen mecanismos de alerta por parte de la persona que lo sufre. Por tanto, con una importante incidencia en la salud física y psíquica de la persona afectada (piénsese, por ejemplo, en el Síndrome de Indefensión Aprendida, Síndrome de Estocolmo, etc).
En lo que atañe a los datos sobre denuncias, asistencia a servicios de atención a las víctimas y personas del entorno de la misma, ¿qué lectura cabe realizar? Con respecto a las denuncias, en el 26,8% de los casos las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han tenido conocimiento. De este porcentaje, en el 78% de los casos fue la propia víctima la que denunció su situación mientras que en un 20,1% fue una tercera persona la que lo hizo. Continua el artículo AQUI

domingo, 2 de agosto de 2015

Desciende el número de víctimas de violencia de género en 2015

En estos 7 meses 23 mujeres han fallecido a manos de sus parejas o exparejas, la cifra más baja desde 2009.
Vanessa Gómez|EP / madrid /  01/08/2015  
El año 2015 ha registrado en sus primeros 7 meses el menor nº de víctimas de violencia de género desde 2009, con 23 mujeres fallecidas a manos de sus parejas o exparejas. 
El último caso se ha producido este 31 de julio, cuando una mujer ha sido presuntamente degollada por su expareja sentimental en la localidad mallorquina de Sant Jordi.
Así, a 31 de julio de 2009 había 32 víctimas de violencia de género, 11 menos que las contabilizadas en el mismo periodo de 2010. A partir de ese año, la cifra comenzó a caer –36 en 2011 y 32 en 2012, 2013 y 2014–, según la ficha de datos provisionales del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad consultados por Europa Press.
De las 23 mujeres asesinadas en lo que va de año, en solo 4 casos había denuncia. Además, 2 de ellas pidieron y obtuvieron medidas de protección y 1 de ellas contaba con medidas de protección en vigor y en uno de los casos se quebrantaron dichas medidas con consentimiento de la víctima.
Atendiendo a la nacionalidad de las víctimas, 17 eran españolas y 6 de otros países. Por edad, el 30,4%% de las fallecidas tenía entre 21 y 30 años
El 69,6% de ellas convivía con su asesino mientras que una docena se encontraban separadas o en fase de ruptura.
Las comunidades autónomas con mayor número de víctimas de violencia machista son Andalucía (05), seguida por Comunidad Valenciana (04) y Cataluña (03). También se han registrado 2 casos tanto en Galicia como en Madid, y 1 tanto en Asturias, como en Islas Baleares, Islas Canarias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y País Vasco.
El nº de menores que han quedado huérfanos a lo largo de este año como consecuencia de la violencia de género asciende a 23.
En cuanto a los agresores, el 78,3% de ellos son españoles, en su mayoría de 41 a 50 años (34,8%). 7 de los 23 asesinos se suicidaron y 3 lo intentaron.

sábado, 1 de agosto de 2015

El Tribunal Constitucional y el Interes del menor en los casos de divorcio


En cuanto a este último requisito, el del interés del menor , y como en la misma sentencia destaca el Tribunal Constitucional, se recuerda que "el criterio que ha de presidir la decisión judicial, a la vista de las circunstancias concretas de cada caso, debe ser necesariamente el interés prevalente del menor, ponderándolo con el de sus progenitores, que aun siendo de menor rango, no resulta desdeñable por ello (SSTC 141/2000, de 29 mayo, FJ 5; 124/2002, de 20 mayo, FJ 4;144/2003, de 14 julio, FJ 2, 71/2004, de 19 abril FJ 8; 11/2008, de 21 enero, FJ 7).
El interés superior del niño opera, precisamente, como contrapeso de los derechos de cada progenitor y obliga a la autoridad judicial a valorar tanto la necesidad como la proporcionalidad de la medida reguladora de su guarda y custodia. 
Cuando el ejercicio de alguno de los derechos inherentes a los progenitores afecta al desenvolvimiento de sus relaciones filiales y puede repercutir de un modo negativo en el desarrollo de la personalidad del hijo menor, el interés de los progenitores no resulta nunca preferente.  
Y de conformidad con este principio, el art. 92 CC regula las relaciones paterno-filiales en situación de conflictividad matrimonial, con base en 2 principios: 
a) el mantenimiento de las obligaciones de los padres para con sus hijos y 
b) el beneficio e interés de los hijos, de forma que la decisión del Juez sobre su guarda debe tomarse tras valorar las circunstancias que concurren en los progenitores, buscando siempre lo que estime mejor para aquéllos."
Con la introducción de estos 3 requisitos se establecen concretas garantías, que aseguran que el único fundamento de la ruptura del principio de la autonomía de la voluntad de los progenitores, es el de la prevalencia del interés del menor, como señala el propio TC.